Paz y Amor!! - Parte 3 de 3.

13/Mar
Tras despedirnos de María y su familia partimos los cuatro para Futaleufú. El sol nos sonrió todo el camino y a los paisajes soleados se añadieron inmensos lagos, muchos tonos de verde, paz y buena compañía. El cóctel resultante fue un gran día.
Llegamos al camping "Puerto Espolón" y Arturo, su dueño, nos explicó que ya estaban cerrados por fin de temporada, pero como su hijo hace cicloturismo nos abrió el camping para nosotros!!
Nos fuimos al pueblo y compramos para hacer un asadito esa noche. Nos lo habíamos ganado tras más de 80 km de ripio!!

14/Mar
Los chicos siguen camino pero yo me quedo a disfrutar del Río Futaleufú.

Según me cuentan, los tres destinos más importantes para el rafting/kayak en el mundo son: el Río Colorado (EEUU), el Río Zambezi (Zambia) y el Río Futaleufú (Acá al lado!!!)
Para hacer rafting en el Colorado hay una lista de espera de 2 años... Va a ser que no!!!!
En el Zambezi hice rafting en el 2009, decían que era de los mejores del mundo, pero el grupo que me tocó no era muy cañero y el guía se tuvo que adaptar al nivel.
Aquí quería ser autónomo y buscar mi tope, así que opté por el kayak para el día siguiente.

15/Mar (Mi santo.. con regalo)
Contraté la excursión con Yosh, un americano que se veía que había pasado más tiempo en los ríos que fuera de ellos. Como era temporada baja, sólo estábamos él y yo. Me explicó que el Río Futa era muy cañero, con rápidos de clase V (los más fuertes) y que había que controlar mucho el kayak para meterse. Además las aguas frías no aconsejaban caerse muy frecuentemente y tener largos periodos que nadar. Con respecto a la maniobra de darte la vuelta no es nada fácil de aprender. Por todo ello, me dijo que la única opción era el Río Espolón, con rápidos clase III.
Tras ajustar el kayak para quedar encajonado como en un Fórmula 1, salimos al río sobre las 10:30. El kayak era muy corto, nervioso e inestable. Estuvo un buen rato enseñándome a controlarlo y a "leer el río".
Al final comenzamos los rápidos y los fui pasando suficientemente bien. El nivel iba subiendo y en los últimos de clase II tuve algunos problemas. Intentaba imitar a Yosh, pero ahora creo que me tenía que haber dejado de tanta técnica y suavidad, haber apretado los dientes y pisar el acelerador a fondo. El ultimo rápido era el clase III. Con un par de paladas Yosh esquivó unas grandes piedras y pasó por su lateral. Yo di el mismo par de paladas y me fui directo contra las piedras ja ja. Allí me quedé atrapado por la corriente hasta que me tumbó y me arrastró. En esos momentos boca abajo tienes que cruzar los dedos para no dar con una piedra,  conservar la calma y buscar la agarradera delantera del cubrebañeras que te mantiene atrapado dentro del kayak. La encontré y me liberé para salir a flote sin problemas aunque Yosh ya venía disparado hacia el kayak.
Justo tras pasarlo terminaba el trayecto. Me caí al final pero casi mejor, no vaya a creerme que controlo más de lo poco que lo hago. Ya eran las tres de la tarde. Se me pasaron más de 6 horas en un santiamén!!
De esta experiencia no hay fotos. Sólo feeling feeling!

Por la tarde había Mani... Bien!!!

Ese sábado se convocó una movilización en contra de las represas y minas que parece que afectarán fuertemente a Futaleufú, un pueblo que vive de su río. Así lo explicó el alcalde del pueblo.

Hace un tiempo estuve en un pueblecito. Una persona me ofreció su casa para ducharme. Me acompañó hasta que me la señaló y se volvió para su trabajo. Le pregunté que si no iba a, al menos, abrir la casa. Me sonrió y me dijo que estaba abierta, como la mayoría de las casas del pueblo. Llegué solo a la casa, entré, la casa estaba muy bien amueblada, con una gran pantalla plana según se entraba. Busqué el baño, me duche, dejé todo como estaba y volví a su trabajo a agradecerle sinceramente el favor.
Esto es una muestra de lo que para mí es el espíritu patagónico. Es muy sensible y no puede vivir en las grandes ciudades. Aquí vive en libertad. Sería una pena darse cuenta un día que se fue.

16/Mar
Me levanto con bastante frío. a las 23:00 h hacía 5 grados y no sé a cuánto se puso por la noche. Las manos me duelen al desayunar y la ropa tendida se ha mojado más que secarse. Es lógico si piensas que una nevera está a 8 grados. Quién tendería unos calcetines en la nevera!!! ja ja.

Recojo y cruzo la frontera hacia Argentina. En el puesto fronterizo me llevo una alegría que me recuerda a Martin, el bombero inglés:

En el puesto fronterizo me explican que en el Parque Nacional Los Alerces, a donde me dirijo, la acampada está prohibida por el virus Hanta que transmiten los roedores (ratas y conejos principalmente). Creo que es una especie de gripe aviar o fiebre porcina, que ya ha matado a varias personas. Me explican que el virus no resiste la radiación ultravioleta y por eso el parque está abierto de día pero no se puede acampar. También te aconsejan no meterte en lugares de vegetación espesa ni beber de los arroyos. La expansión del Hanta se debe a la floración masiva de la "Caña Colihue" que se da cada 70 años... Casi que me hizo más ilusión el cometa Halley!!! ja ja.

Conociendo los peligros, sigo camino y acampo a unos 5 km de la entrada. Al día siguiente quiero atravesar los 80 km de ripio hasta salir del Parque Nacional para acampar en el siguiente pueblo.

17/Mar.
Tempranito me pongo en marcha y contemplo pasando ante mí un parque que era para quedarse varios días. Disfruto de buen tiempo y de los laguitos idílicos. Da mucha pena tener que estar un ratito para comer algo y no poder quedarse a contemplar las estrellas reflejadas en esos espejos.
Al final pude llegar al pueblo de Cholila, un poco cansado pero sin problemas.

18/Mar
Partí para el Bolsón y en el camino pasé por la antigua cabaña de Buth Cassidy.
Para muchos no es más que una vieja cabaña, pero a mí me encantó la peli y me imaginaba a Buth Cassidy dando vueltas en una bici con Etta, la pareja de Sundance Kid. Cosas mías!!

19/Mar
Ya en el Bolsón me regalé un día de playa en el lago Puelo: lectura y el sano deporte de tomar el sol y rascarse la barriga!!!! ja ja.

20/Mar
Cuatro días a la semana se monta el mercadillo de los artesanos en el Bolsón. Puedes encontrar ropa, adornos, comida, etc. La única condición es que sea artesanal. Se juntan decenas de puestos, muchos de los artesanos son jóvenes bohemios que quieren vivir de otra manera. Lejos de la rueda sin fin:: trabajar-> consumir -> trabajar...
Cada uno buscamos nuestra forma de escapar de ella.
Merece la pena contribuir con esa bonita idea y dejar algo de dinero aquí!!

21/Mar
Hoy me desayuné con 2.6ºC a las nueve de la mañana. Así me dolían las manos!!! Por supuesto, la ropa tendida más húmeda que por la noche. No aprendo!! ja ja.
Me han dicho que el lunes es feriado. Este viernes hay una actuación de una peña folclórica y tal vez mañana me levante con ganas de ir a Bariloche. El frío me va siguiendo los pasos y hay que escapar al norte.
Ya veré qué hago!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario